El presidente del bloque de senadores nacionales del peronismo, el cordobés Carlos Caserio, respaldó hoy las críticas del candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, a la neutralidad del gobernador Juan Schiaretti respecto a los postulantes de los comicios del 27 de octubre, al sostener que el mandatario cordobés «no puede no tener una definición» al respecto.

«Me parece que el gobernador de Córdoba no puede no tener una definición de esta Argentina en un momento tan neurálgico», consideró el senador nacional y titular del Partido Justicialista local (PJ), eje de la coalición Hacemos por Córdoba que gobierna la provincia.

En una entrevista publicada hoy en el diario La Voz del Interior, Alberto
Fernández había criticado a Schiaretti por su indefinición respecto a los
candidatos que disputarán la Presidencia: «Piensa que da lo mismo cualquier país; el país que propone (Mauricio) Macri o el que proponemos nosotros», había observado el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo.

En ese sentido, en diálogo con Cadena 3, Caserio dijo hoy que lo que pidió Fernández a Schiaretti es que «si quiere el país de Macri, que lo diga». El senador añadió que «Alberto Fernández lo que no entiende es que un dirigente tan importante y significativo como el gobernador de Córdoba diga que para arriba da lo mismo cualquier cosa, y que habría que definir cuál es el país que uno quiere por lo menos más allá de a quién se vote».

«Son declaraciones fuertes pero creo que está hecha con buena intención», aclaró. A pesar de los reproches, Fernández y Schiaretti compartieron anoche un café, luego de que ambos participaran de una misa por el primer aniversario de la muerte del ex gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota.

«El gobernador tuvo la deferencia de acercarse hasta el hotel y lo saludó a Alberto. Fue un día positivo en el aspecto de las relaciones» entre ambos, remarcó Caserio, quien en la provincia trabaja en la campaña local por la fórmula presidencial que se completa con Cristina Fernández de Kirchner.