El Partido Justicialista presentó hoy un recurso extraordinario ante la Cámara Nacional Electoral por el aval que ese tribunal le dio a la posibilidad de que, a partir de las próximas elecciones generales del 27 de octubre, los argentinos que residen en el exterior voten vía correo postal, según lo dispuesto por un decreto del Poder Ejecutivo. 

De esta forma, en caso de que la CNE le dé curso al planteo, será la Corte Suprema de Justicia de la Nación la que deberá expedirse sobre esta normativa, que suma la alternativa de votar por correo para los 360 mil argentinos que actualmente residen en el exterior y se encuentran en condiciones de sufragar. 

Con el patrocinio de Jorge Landau, Patricia Alejandra García Blanco y Eduardo López Wesselhoefft, y a través de la vía de un recurso extraordinario, el PJ nacional le solicitó a la Corte que «revoque la sentencia de fecha 27/06/2019 de la Cámara Nacional Electoral y se confirme la declaración de inconstitucionalidad del Decreto 45/2019», que había sido dispuesta en primera instancia por la jueza federal María Romilda Servini. 

«Albergamos un interés jurídico propio y concreto para el planteo de autos, basado en el rol que los partidos políticos desempeñamos en la fiscalización del proceso electoral», aseveraron los letrados en la presentación realizada hoy ante la CNE, a la que tuvo acceso Télam.

Allí, en representación del PJ, señalan que la resolución de la CNE genera «un gravamen irreparable, en tanto la revocatoria de la declaración de inconstitucionalidad pone fin a la cuestión traída a examen del Poder Judicial y otorga vigencia a las prescripciones del Decreto 45/2019 que, de ese modo, sería aplicable en las próximas elecciones generales a celebrarse el 27 de octubre». 

Además, sostienen que la decisión de la CNE «carece de fundamentación suficiente, se asienta en posiciones meramente dogmáticas y expone un resolutorio que viola el derecho aplicable». 

En su decisión del 27 de junio pasado, la CNE avaló la posibilidad de que los argentinos residentes en forma permanente en el exterior puedan elegir emitir su voto como se hace habitualmente, en forma presencial a través de las embajadas y los consulados habilitados, o, también, vía correo postal. 

En uno u otro caso, se requiere previamente la inscripción de esos ciudadanos argentinos en el Registro de Electores Residentes en el Exterior. 

Si bien convalidó la nueva forma de sufragio establecida por el Poder Ejecutivo por la vía de un decreto, la Cámara Nacional Electoral objetó una parte de la norma referida a que debía ser la propia Cámara quien realizara el escrutinio de los votos provenientes del exterior.

El argumento esgrimido por el Ejecutivo para introducir la posibilidad del voto vía correo postal se fundó en la intención de promover una mayor participación cívica de los argentinos residentes en el exterior. 

Este año se encuentran habilitados más de 360.000 electores. Según los registros oficiales, sólo 3 de cada 100 argentinos residentes en el exterior y en condiciones de votar lo hicieron en las elecciones presidenciales de 2015, es decir apenas un total de 10.000 personas.