La vicegobernadora electa de la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos (FdT), Verónica Magario, sostuvo hoy que «fue una campaña dura, en la que hubo agresiones» y pidió «terminar con esta grieta, esta pelea y odios que separan a los bonaerenses y a los argentinos».

Magario habló durante la conferencia de prensa que brindó junto al gobernador electo, Axel Kicillol, en el Frente Nacional Peronista, ubicado sobre la calle 10 al 1084, en la ciudad de La Plata.

Por otra parte, el gobernador electo Axel Kicillof aseguró que mantuvo «una breve charla» con la mandataria provincial saliente, María Eugenia Vidal, quien «se puso a disposición para la transición».

«Quedamos en acordar las primeras reuniones en el transcurso de esta semana», aseguró el diputado nacional, y señaló que «hay un equipo formado» para realizar «una radiografía» con todas «las urgencias y los problemas que está experimentando la provincia».