Posicionado ya como tercera fuerza después de las PASO y a un mes de las elecciones, el candidato a presidente por Consenso Federal, Roberto Lavagna, salió a poner un paño de tranquilidad. «La Argentina hoy demanda apertura, capacidad de diálogo y búsqueda de consenso”, remarcó. Lejos del Macrismo y enfrentado con Cristina, el ex ministro de Economía asegura que es la única síntesis capaz de salvar la brecha.

“No nos hace falta esta polarización entre dos fuerzas que no se escuchan, no se hablan y destruyen cualquier alternativa diferente a la que ellos significan”, dijo Lavagna al referirse al Frente de Todos, encabezado por Alberto Fernández, y a Juntos por el Cambio, del presidente Mauricio Macri.

De todas maneras, aclaró que en caso de ganar las elecciones conformaría un gabinete de unidad nacional integrado también por representantes del kirchnerismo y del oficialismo.

«No dudaría en llamar a gente de Cambiemos y del Frente de Todos para integrar un gabinete de unidad nacional para alcanzar acuerdos básicos que ayuden a arrancar», dijo el candidato.

En ese sentido, desatacó que “Consenso Federal justamente busca un consenso amplio, un gobierno con base en la unión nacional y con una mirada hacia el interior del país mucho más fuerte”.

“Queremos generar una alternativa más equilibrada, más abierta, más libre y con una visión de futuro menos ideologizada hacia la izquierda o hacia la derecha”, agregó.

Luego habló sobre la situación económica del país y sostuvo: “Llevamos ocho años de estancamiento, cuatro del gobierno anterior y cuatro del actual gobierno, con dos políticas que llevaron adelante cada uno totalmente distintas y opuestas, pero fracasadas”.

“El gobierno anterior se entusiasmó con el consumo, creyendo que iba a garantizar el crecimiento y no se ocupó de la inversión, ni de la producción ni del empleo. Luego vino este gobierno (de Macri) y se emocionó con la lluvia de inversiones, que no sucedió, porque nadie invierte en un país que no tiene capacidad de compra”, explicó Lavagna.

“Hay que acostumbrarse a mirar las cosas en su conjunto, usar al consumo como una locomotora del crecimiento pero al mismo tiempo prestarle atención a la inversión, a la productividad, al empleo, que hace sustentable el proceso”, señaló.

Por último, señaló que “el 2020 será un año difícil, la situación es peor que en el 2015; al estancamiento, a la falta de empleo y al nivel alto de pobreza, se suma la caída de la producción, una inflación del 50 % y un hecho nuevo y tremendamente negativo que es una deuda externa fenomenal”.

Por su parte, Urtubey indicó que “Lavagna es el mejor candidato a presidente para la Argentina, es un hombre que ya le ha demostrado que frente a una crisis como la que estamos viviendo es capaz de hacer lo necesario para sacar al país adelante”.

“Necesitamos una Argentina que se ocupe de todos los argentinos y en especial de los sectores más vulnerables”, agregó.