El candidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof, no se detiene en su campaña para destronar a la actual mandataria María Eugenia Vidal. Esta vez el escenario elegido fue el distrito de Esteban Echeverría, donde el ex ministro de Economía aseguró que no va a ser «el candidato de Wall Street»

Durante un encuentro con trabajadoras vecinales en la localidad de Monte Grande, el ex ministro de Economía advirtió que «es inocultable el desastre económico que han hecho en todas las variables: el endeudamiento a largo plazo, el desempleo, la pobreza, la vulnerabilidad social y el aparato productivo en todas sus ramas».

Al referirse a los respaldos internacionales que recoge el oficialismo, indicó que «a Macri lo defiende Christine Lagarde, pero el problema es quién defiende a los argentinos».

«Yo no quiero ser el candidato de Wall Street, quiero ser el candidato de Esteban Echeverría», enfatizó Kicillof, que estuvo acompañado por el intendente local, Fernando Gray, también presidente del PJ Bonaerense.

En otro orden, acusó al Gobierno de instalar una «campaña violenta generando imagen negativa con acusaciones falsas y caprichosas».

«Los vecinos y vecinas de la provincia necesitan más hechos y menos promesas. Nosotros no vamos a poner excusas, nos vamos a poner a trabajar desde el primer día, porque la provincia necesita urgente ponerse en marcha», concluyó.

Por su parte, Gray le dio su respaldo a Kicillof y señaló: «Necesitamos un Gobernador que esté en la calle con el campo nacional y popular, y que nos defienda».