El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, se mostró hoy convencido de que las elecciones del domingo «van a transcurrir en paz y con absoluta transparencia» y aseguró que el proceso de escrutinio va a ser «más ágil» que en las PASO.

«Estamos convencidos de que van a ser elecciones que van a transcurrir en paz y con absoluta transparencia, y hemos trabajado mucho junto a la Cámara Nacional Electoral (CNE) para que esto suceda», dijo Frigerio, ante la consulta de Télam, en una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno.

En esa línea, insistió en que «esta va a ser la elección con mayor control por parte de la oposición que se recuerde en la Argentina, como tiene que ser» y señaló que «antes de la medianoche estará escrutado el 90% de los votos».

«Tenemos que garantizarle a los argentinos que desde el punto de vista de la organización vamos a tener una elección tranquila y transparente», continuó el funcionario, que tiene a su cargo la elección junto a la CNE.

El ministro aseguró que «el escrutinio va a ser más ágil y transparente que el anterior, cuando antes de la medianoche tuvimos los resultados y lo mismo ocurrió en el 2017» y marcó una diferencia con 2015 «cuando se conocieron los resultados del escrutinio provisorio recién al día siguiente», en referencia a los comicios que ganó Mauricio Macri, y que estuvieron a cargo del gobierno saliente de Cristina Kirchner.

Respecto a la carga y difusión de los votos, Frigerio aclaró que «no hay dudas de que a las 21 horas ya vamos a tener resultados para compartir», salvo que, como ocurrió en las PASO, «se reitere el pedido del juzgado federal de hacerlo luego de las 21 horas, solo si se hubieran computado el 10% de los distritos de la ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe».

En tanto, el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, Adrián Pérez, también presente en la conferencia, admitió que de haber en las próxima horas una medida similar por parte de la jueza electoral María Servini, habría algún tipo de «demora» en la publicación de los sufragios.

Pérez también destacó que Smartmatic aportó «él código fuente» que se utiliza para el escrutinio provisorio, proceso que tiene a su cargo y que ganó en una licitación, en la cual el Estado logró reducir el precio en dólares a casi la mitad de lo gastado en las elecciones de 2017, a cargo de Indra.

No obstante, Frigerio volvió a advertir que «el escrutinio provisorio no tiene valor legal sino informativo» y el único que tiene valor es el definitivo que está «en la órbita de la justicia electoral».

En cuanto al trabajo que desarrollará el domingo la empresa Smartmatic, el ministro dijo que la jueza Servini «ha puesto un veedor informático por primera vez» quien ya «ha hecho un escrito dejando a todo el mundo tranquilo respecto de que no vamos a tener ningún problema».

Consultado sobre si el día después de la elección podría desatarse una crisis financiera como sucedió luego de las PASO, Frigerio opinó que cada elección no debería ser «una fuente de generación de este clima de incertidumbre» y exhortó a los que tienen «responsabilidad a llevar clama y tranquilidad» para «contribuir a una mejor democracia».

En la elección del domingo van a votar casi 34 millones de ciudadanos repartidos en un poco más de 14.500 escuelas y se utilizarán 10.185 urnas.

Asimismo, hay más de 60 mil personas trabajando en la logística de la elección y unas 100 mil en el operativo de seguridad, según datos oficiales.

El ministro detalló -entre los cambios respecto a las PASO- que los votantes argentinos en el exterior anotados previamente van a poder votar por primera vez por correo, sin tener que acercarse al consulado como era habitual en el pasado.

Asimismo, precisó que mientras en 2015 había 215 centros de transmisión de datos, «ahora hay más de 1100 centros de transmisión, con lo cual se podrá transmitir el grueso de la elección desde las escuelas de manera directa».

«Con esta mejora los fiscales van a poder tener seguimiento de cada uno de los 100 mil telegramas y tener un control del escrutinio provisorio como nunca antes habían tenido hasta ahora, es decir va a ser la elección con mayor control de los fiscales de los partidos políticos que tuvimos en la Argentina», concluyó.

De la conferencia de prensa ofrecida en la Casa Rosada también participaron el director Nacional Electoral, Rodrigo Conte Grand; el titular del Comando General Electoral, Carlos Pérez Aquino, y el director de Servicios Electorales de Correo Argentino, Adrián González.