El presidente Mauricio Macri recibió a ejecutivos de empresas líderes, quienes le manifestaron su preocupación por los efectos de las recientes medidas económicas que los «afectan negativamente» y la «incertidumbre política», ante lo cual el mandatario les dijo que son acciones de «emergencia» y les expresó su confianza en revertir la crisis y ganar las próximas elecciones.

Así lo informó tras el encuentro en la Casa Rosada el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, quien reveló que los empresarios transmitieron al jefe de Estado las «dificultades» que afrontan por las últimas medidas económicas que «los afectaron negativamente», pero, resaltó, «todo el mundo tiene en claro que son medidas de emergencia ante una situación muy particular».

«El presidente Macri les dijo a los empresarios que nosotros vamos a pelear para ganar la elección (de octubre) y que creemos que esto es posible, y que la Argentina tiene un enorme potencial que tenemos que cuidar en conjunto, tanto opositores como oficialistas», sostuvo Pinedo.

El senador indicó que fue una reunión que «estaba planificada con mucha anterioridad, la idea era reunir a empresarios de distintos sectores con el Presidente para conocer de primera mano una visión general de un conjunto grande la sociedad, cómo estaba funcionando, como veían las cosas, pero se fue demorando y se realizó en el día de hoy».

Estuvieron presentes Daniel Denigris, CEO de ExxonMobil Argentina; Alejandro Asrin, presidente y accionista de Tarjeta Naranja; Marcelo Guimaraes, CEO de British American Tobacco Argentina; Miguel Devoto CEO de Danone Argentina, y Alberto Arizu, presidente y accionista de la bodega Luigi Bosca, informaron fuentes oficiales.

Pinedo expresó que en el encuentro quedó manifestada «claramente la sensación de que hay unas marcadas ganas de crecer en la Argentina, y a la vez una enorme incertidumbre, como que venían muy embalados y tenían planes de un gran desarrollo en la Argentina, que espero que se consoliden en el futuro».

«Pero en este momento hay una enorme incertidumbre política; estrictamente, una gran duda de qué se va a hacer, no tienen información fidedigna acerca de qué pasaría si gana uno (las elecciones), y en cambio hay bastante confianza y claridad si ganamos nosotros en cuanto al respeto de las reglas de juego, la independencia de la justicia, entre otros aspectos», dijo.

Indicó que los empresarios «mencionaron las dificultades» que enfrentan ante las últimas medidas económicas que, señalaron, «los afectaron negativamente, porque piensen que el sector petrolero tiene los precios congelados; en el financiero hubo una intervención importante en el día de ayer, y en el consumo se ve una caída también».

Pinedo puntualizó que en el sector de las exportaciones «había una muy buena mirada sobre las perspectivas del país y las posibilidades de crecer en algunos mercados muy importantes, como el de China, donde la Argentina podría expandir la venta de sus productos en un 1.000 por ciento y todavía estaríamos a mitad de camino de todo lo que tenemos para vender ahí».

Para el legislador, en el encuentro hubo «una mezcla de gran optimismo sobre la Argentina y gran incertidumbre política», y remarcó que «todo el mundo tiene en claro que son medidas de emergencia ante una situación muy particular, que consiste en que para salir de la crisis hay que generar confianza y el gobierno frente a una elección difícil no puede generar confianza por sí mismo sobre el futuro».

«Por eso estamos tomando estas medidas muy extremas de las que creo que hay que salir en cuanto se pueda, pero que sirven para proteger a los que menos tienen en momento de crisis muy complejo», añadió Pinedo.

Agregó que «lo que buscan las empresas es dar servicios y bienes que los demás necesitan y tratan de crecer en un contexto; cuanto más seguro es ese contexto, mejor, más crecen la producción, la actividad, el empleo, cuanto más incertidumbre hay, pasa lo contrario». 

«Por ello tenemos que fortalecer las instituciones, que son las que garantizan el largo plazo, son las reglas de juego de la sociedad, sobre qué bases podemos colaborar y cooperar, en vez de enfrentarnos», indicó.

En ese sentido, Pinedo remarcó el valor del diálogo y recordó que «el Presidente dice siempre que el diálogo no es un tema de cálculo sino de convicción, así que vamos a seguir por ese camino, sin especular».